Tambo de Monte Maíz modelo en Sudamérica.

Rodolfo y Fernando Montechiari tienen en Monte Maíz (Córdoba) el segundo tambo modelo robotizado en Sudamérica y América Central con tecnología tamaño XL con ocho robots de la marca holandesa Lely.

La mitad de los animales ya están bajo este sistema y directivos de la empresa holandesa inauguraron el tambo en un establo de 10 mil m2.

“A partir de algoritmos, los robots procesan y brindan información permanente”. “El animal tiene acceso libre al robot, cada animal tiene un collar, cuando el robot lo detecta, si tiene que ordeñarlo le abre la puerta. Ahí le habilita el comedero y la vaca se relaja. Un láser identifica la ubre y le coloca las pezoneras para el ordeñe”.

Permiten saber qué vacas pasaron por el ordeñe, a qué hora, con qué volumen de producción y cuál es la calidad de esa materia prima. También determinan el tiempo en que el animal deberá volver a pasar por el ordeñe.

Si lo hace antes de ese tiempo, el robot no lo deja pasar. Si por algún motivo una vaca no se ordeña en el plazo establecido, un reporte alerta sobre esa faltante.

Principalmente se busca el confort animal con los animales bajo el techo y en perfectas condiciones de sanidad, salubridad e higiene.

Antecedente en Córdoba.

El 12 de julio pasado, la familia Cervigni de Ordóñez en su establecimiento lechero Don Ino comenzaron a funcionar seis robots que ordeñan automáticamente a las vacas Holando con la misma tecnología holandesa.

Según dijo el empresario Rodolfo Montechiari de Monte Maíz el establo cuenta con 8 (ocho) Robots Lely (Empresa Holandesa): “En la Argentina son dos establecimientos los que están en este proyecto. Ya está en marcha también este proceso en el establo de un colega de la localidad de General Ordóñez.

Se hizo un negocio en conjunto y somos los dos únicos establecimientos con estos robots –Departamentos XL de la empresa Lely por contar con 8 robots en ordeñe- en toda Sudamérica y América Central. Los robots están en un establo, bajo un galpón. En el caso nuestro hablamos de un establo de 10.000 metros cuadrados en el cual los animales están con cama de compos y contamos con 8 robots que, cada uno, ordeñan 60 vacas por día; esa es la carga máxima que le podemos poner.

Los animales tienen acceso libre al robot y pueden entrar en cualquier momento. Cada animal lleva un collar que va midiendo continuamente el movimiento y la rumia del bovino y la identificación que el mismo tiene. De esta manera, el animal ingresa y el robot procede al ordeñe solo si es el momento adecuado; si no, lo suelta”.

Por otra parte, Montechiari indicó que desde hace unos años están buscando mayor confort animal y por eso encararon este proyecto: “Una de las cosas que teníamos que hacer para eso era tener todos los animales bajo techo, con temperatura adecuada y demás comodidades. Y luego conocimos el ordeñe robotizado y ahí pensamos que con eso cerraríamos todo lo que estábamos buscando.

De esta manera el animal tiene mayor libertad y a su vez no necesita salir del establecimiento para ordeñarse. Las ventajas de esto son muchas; básicamente las enfermedades de ubre y un mejor ordeñe. Creemos que con esto ganamos, a futuro, en salud animal, competitividad y salubridad”.

Esta es una empresa que comenzó en 1990 y se destacó por una producción básicamente pastoril y desde hace unos años pasó a ser de alta suplementación. Desde 2017 se comenzó a plantear este cambio que hoy se convirtió una realidad.

Fuentes:
• El campo hoy – Cadena 3 | Monte Maíz: ocho robots para el tambo de los Montechiari
• Monte Maíz Mira | Tambo de monte maíz modelo en sudamerica

WhatsApp Consultanos por Whatsapp